ENERGÍA PARA TODOS

seguridad y eficiencia

El suministro seguro de electricidad comienza con usted.

Aprenda a instalar, mantener y proteger su sistema y aparatos eléctricos.

 

Los consejos útiles de SEGESA y su video ‘Mantenerse seguro con SEGESA’ pueden ayudarle a garantizar que su hogar o empresa estén protegidas de los accidentes eléctricos. La electricidad segura es más eficiente y ¡también puede reducir su gasto mensual!

INSPECCIONE SU SISTEMA

Todos los sistemas se pueden deteriorar con el tiempo, y los circuitos y sistemas eléctricos en su casa no son una excepción.

Las instalaciones eléctricas soportan más peso que nunca, y es importante asegurarse de que sus sistemas estén actualizados para afrontar las exigencias tanto del presente como del futuro. Esto no solo hará posible que su casa o lugar de trabajo sean más seguros: también puede aumentar la eficiencia y reducir su gasto mensual.

¿Ha recibido una inspección de SEGESA en los últimos 5 años? ¿Ha añadido recientemente un gran número de aparatos eléctricos, especialmente aire acondicionado y electrodomésticos?

¿Parpadean sus luces o varía su brillo? ¿Ha notado chispazos, interruptores que no funcionan o se estropean con frecuencia sus electrodomésticos? ¿Le resulta inusualmente elevado su gasto de electricidad?

Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es ‘sí’, es hora de solicitar una inspección de un técnico oficial de SEGESA.

SUMINISTRO SEGURO

El sistema eléctrico en su hogar y en la mayor parte de los lugares de trabajo opera con una corriente alterna de 220 voltios, pero en la práctica, fluctúa entre 210 y 230 voltios. Otros defectos del suministro pueden perjudicar los electrodomésticos y causar fallos de suministro.

Las caídas de tensión son el fallo de suministro más común. Esto supone una reducción de la tensión, también conocida como ‘pandeo’, que tiene lugar durante periodos de consumo muy elevado de electricidad. Puede reducir la longevidad de los electrodomésticos, especialmente de los que tienen motores.

Las subidas de tensión, o el aumento a corto plazo de la tensión durante menos de un segundo, pueden darse cuando se apaga un aparato cercano que consume electricidad (como el aire acondicionado), liberando tensión adicional. La mayoría de los aparatos puede manejar subidas de tensión hasta cierto nivel.

Otros eventos, como los ‘picos’ (causados por tormentas con relámpagos), también pueden afectar el suministro. Debido al potencial de fallos del suministro, es importante hacer un mantenimiento regular de sus electrodomésticos e instalar protectores de excesos de tensión en sus aparatos más valiosos.

EVITE ACCIDENTES

Una instalación segura previene accidentes como los choques e incendios eléctricos, así como problemas con sus aparatos. Estos problemas pueden resultar caros y mortales.

En primer lugar, asegúrese de que el sistema eléctrico en su hogar u oficina sea instalado adecuadamente por un técnico oficial de SEGESA. Los cuadros de circuitos y los contadores han de ser instalados en el lugar correcto lejos del agua y de cilindros de gas, además de mantenerse siempre limpios y en buenas condiciones.

Con el tiempo, la falta de mantenimiento puede llevar a problemas graves. Compruebe sus electrodomésticos y su instalación cada cinco años para asegurarse de que están funcionando correctamente. Asegúrese de que no enchufa demasiados electrodomésticos en una sola toma para prevenir fuegos.

Proteja a su familia y su hogar: Todas las tareas de mantenimiento y las reparaciones han de ser llevadas a cabo por un electricista cualificado.

PRODUCTOS SEGUROS

Invertir en productos eléctricos de alta calidad – frigoríficos, aires acondicionados, televisores y otros aparatos, le puede ayudar a mantener un bajo consumo y hace que la instalación de su hogar o empresa sean más seguros.

A nivel mundial, hay distintas entidades acreditadoras que certifican los productos eléctricos como seguros y eficiente. Busque el sello de certificación en todos los productos que compre. Los artículos eléctricos baratos pueden parecer convenientes en principio, pero los productos de baja calidad serán menos eficientes y podrían suponer un riesgo para su hogar y su instalación eléctrica.

Asegúrese de que sus electrodomésticos sean limpiados y mantenidos de manera regular y colóquelos lejos del agua. Emplee una regleta de enchufes protegidos contra sobretensiones para conectar varios artículos, pero tenga cuidado de no sobrecargar sus enchufes con demasiados electrodomésticos.

 

MANTÉNGASE A SALVO CON SEGESA