ENERGÍA PARA TODOS

Ahorrar Energía

Hay muchas maneras de rebajar el consumo de electricidad. Pequeños cambios en sus costumbres diarias pueden producir un gran impacto en el ahorro.

Consiga la información adecuada y tome el control de su uso personal de la energía.

 

Permitanos ayudarle a ahorrar energía y mucho dinero en su factura eléctrica mensual.

Desconecta y ahorra

Apague las luces y desenchufe todos los electrodomésticos que no use regularmente. Incluso los cargadores continúan usando energía cuando no están cargando.

Es difícil predecir cuánta electricidad consumen sus aparatos cuando están en suspenso. Pero se estima que hasta 75.000 XAF se gastan en el promedio de la casa, debido a que los electrodomésticos se dejan suspendidos. Esto es mucho que perder teniendo en cuenta que ni siquiera estamos usando esos artículos. Pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia.

Apague todas las luces cuando no esté en la habitación, desconecte los electrodomésticos que ya no use. Se estima que más de una cuarta parte de la electricidad de un edificio se usa para iluminarlo. Si quiere ahorrar energía en su casa o negocio, plantéese usar controles de iluminación, como los reguladores de intensidad, temporizadores y detectores de movimiento. La instalación de todos estos aparatos es relativamente barata, y merece la inversión a largo plazo.

Paga una tarifa razonable

Entérese de lo que consume y de a dónde va su dinero. Tome el control de su uso de energía para ahorrar en su factura mensual.

Conocimiento es poder, y el conocimiento puede ayudarle a ahorrar energía. Descargue una copia de muestra de una factura eléctrica para saber más acerca de cómo es calculada su tarifa. Las facturas se calculan en función de su uso de energía, con una tabla de tarifas variable en función del consumidor. Esto se multiplica por la lectura de su contador desde el mes anterior y asegura que pague una tarifa justa.

Tocar una línea o desviar el contador es un crimen castigable con multa.

Por favor notifique cualquier actividad criminal directamente a SEGESA.

Optimización y apagado

Televisiones, equipos de oficina en casa, y otros aparatos consumen mucha electricidad. Busque el equipo más eficiente y use opciones de gestión de la energía. Comparadas con las tradicionales, las bombillas de bajo consumo pueden usar hasta un 80% menos de energía y durar hasta 25 veces más. Son más caras, pero consumen menos y no necesitan reemplazarse tan a menudo, permitiéndole ahorrar bastante a largo plazo.

Televisiones, videoconsolas y estéreos son los mayores consumidores de energía. Podemos reducir el consumo conectando la TV y otros aparatos electrónicos en el mismo enchufe múltiple y así poder apagarlos todos a la vez. Active el modo hibernación en sus ordenadores de mesa, ya que usa mucha menos energía que al usar el protector de pantalla. Los ordenadores portátiles son más eficientes pero consumen energía innecesaria si los cargamos constantemente. Ocurre lo mismo con los teléfonos móviles, que necesitan solo dos horas para cargarse. No deje estos aparatos cargando toda la noche.

Mantenlo fresco

La climatización, las mejoras en el aislamiento y ventanas pueden ayudar a reducir significativamente los costes de enfriamiento. No deje que el aire acondicionado se cuele entre las grietas.

Le sorprendería cuánto aire puede escaparse o entrar en tu casa o oficina. Revise los muros exteriores, ventanas, suelos y despensas para encontrar huecos o grietas que puedan crear corrientes de aire adicionales. Esto hace trabajar a los sistemas de refrigeración más de lo necesario.

El sellado y el aislamiento de su casa es la manera más rentable de mejorar la eficiencia energética y reducir los costes. Se ha estimado que el sellado de una casa u oficina, así como el aislamiento de sus paredes, pisos y techos pueden reducir los costes de electricidad hasta un 15 por ciento.

Aparatos de cocina

En su cocina, neveras y lavavajillas consumen la mayor parte de la energía. Asegúrese de usar electrodomésticos de bajo consumo que ayuden a reducir su factura a lo largo del tiempo.

Electrodomésticos como lavadoras y neveras pueden aumentar mucho el consumo de energía. Usando los electrodomésticos que tiene de manera eficiente puede ahorrar hasta 235.000 XAF cada año y prolongar la vida de sus electrodomésticos durante años.

Cuando compre electrodomésticos, mire la etiqueta de guía energética para predecir cuánta electricidad va a consumir. Puede hacer un cálculo entre el coste y el beneficio. A veces el modelo más caro le permitirá ahorrar más dinero en energía a largo plazo.

 

AHORRAR ENERGÍA CON SEGESA